Dedica Tiempo a Pensar

Lo relevante para cada cosa que queramos emprender o desarrollar, necesita su propio tiempo y recursos para completar la tarea, pero normalmente esta contra el tiempo o muy apurado para mirar desde arriba todo el proyecto.

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Dedica Tiempo a pensar

Lo relevante para cada cosa que queramos emprender o desarrollar, necesita su propio tiempo y recursos para completar la tarea, pero normalmente está contra el tiempo o muy apurado para mirar desde arriba todo el proyecto.

Es por esto que es imprescindible dedicar en su proyecto tiempo necesario para pensar.

Dedique una parte de su tiempo en:

Planificación

Es importante que sepamos, qué tareas tenemos pendientes para ese día y saber cuáles de ellas son más urgentes que otras. Además, trata de establecer qué parte del día vas a dedicar a cada tarea, así optimizamos más, porque improvisar quita tiempo.

Tiempo para pensar y priorizar

Ponernos a hacer una tarea detrás de otra como locos, sin pararnos a pensar, no es un buen método de trabajo. Tómate tu tiempo, piensa por qué empezar y cómo hacerlo, organiza el resto de tareas y prioriza las que sean más importantes: tu trabajo será mucho más productivo así.

Descanso

Cuando la cabeza se satura y no pensamos con claridad, nos agobiamos y perdemos eficacia. No hay que pasarnos toda la jornada sin levantarnos de la silla o sin parar de trabajar. Un descanso alivia la fatiga visual y mental, mejorando nuestra concentración. Una vez finalizada la jornada, es básico procurar dormir las horas necesarias.
Distracciones
El móvil, los WhatsApps, el correo, tener muchas pestañas abiertas en el ordenador al mismo tiempo… son muchas las distracciones que entorpecen y retardan nuestro ritmo de trabajo. Cuantas más distracciones evitemos, mejor aprovecharemos el tiempo y menos nos estresaremos.

Tiempo de ocio y ejercicio

Es fundamental desconectar cuando acabamos nuestra jornada laboral. Dedica algo de tiempo al día, aunque sean unos minutos, a hacer algo que te gusta y con lo que disfrutes. El ejercicio ayuda a combatir el estrés y actividades como el yoga o el baile son muy recomendables.